• Tipos de páginas web según su construcción
    La primera diferenciación que vamos a plantear es la más básica: una web puede ser estática o dinámica. La diferencia es muy sencilla, radica principalmente en su forma de construcción e interacción con el usuario.
  • Páginas web estáticas
    Como su propio nombre indica, son páginas que no necesitan prácticamente variación en sus contenidos. Es ideal cuando lo único que quieres con tu web es mostrar información básica de tu empresa (simplemente tener un mínimo de presencia en internet). El lenguaje en que se construyen es principalmente html, y su contenido no va más allá de ser texto con enlaces en combinación con la muestra de archivos (de tipo imagen por ejemplo).
  • Páginas web dinámicas
    Este tipo de páginas web son más complejas. Además de mostrar una información específica, el contenido varía en su interacción con el usuario. Un ejemplo puede ser una tienda online en la que el usuario puede elegir distintas características, añadir al carrito, proceder al pedido, etc. El propietario de la web no solo cuenta con un sitio web, si no que también puede acceder a un panel de control (CMS), desde el que puede hacer que el contenido varíe de manera sencilla. La construcción de este tipo de sitios requiere de conocimientos de programación y manejo de bases de datos. Un desarrollo especifico de funcionalidades puede subir bastante el coste, sin embargo, pueden llegar a ser infinitas, las opciones que tenemos.
  • Tipos de páginas web según su intención
    Una segunda clasificación, y quizá más interesante, es la clasificación de tipos de páginas web según lo que queramos conseguir con ella. No será lo mismo, si por ejemplo, quieres que en tu web se pueda comprar una bufanda, que si lo que quieres es tener un sitio en el que los usuarios puedan debatir o compartir información sobre la historia del heavy metal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *